A menos pan, más circo


De sobra conocido es el dicho latino “panem et circensis”, que significa literalmente “pan y circo”. En su versión más moderna se utilizan expresiones equivalentes como “pan y espectáculo” o “pan y fútbol”. En resumen: “alimento y entretenimiento” que suministran o canalizan de alguna manera los gobernantes a los gobernados. Entretenido el estómago y distraída la mente, los gobernantes operan con total impunidad a su conveniencia y a la de quien quiera y pueda pagarla.
En la actualidad, los gobiernos no regalan el pan al pueblo como hicieran los emperadores romanos. Antes al contrario, el precio del pan, como sinónimo generalizado de sustento, se está poniendo cada vez más caro para gran parte de la población. Y no solo más caro, sino también más difícil de alcanzar para quienes no tienen oportunidad alguna de ganarlo a través del esfuerzo propio u honrado. España cuenta en este apartado con un nutrido contingente de 5.000.000 de personas. Sin embargo, y para mayor escarnio de éstos y vergüenza de todos, aquellos que “ganan” el pan con el esfuerzo ajeno, lo tienen cada vez más fácil.
Además de esta realidad, es triste ver cómo cada vez más gente confunde un deber y un derecho constitucional como es el trabajo (ver artículo 35 de la Constitución[1]), con un subproducto de la caridad. Todos hemos visto alguno de esos diálogos que forman parte de cada vez más informativos y que podrían ser un calco de este:

Periodista: Entonces, ¿ningún miembro de vuestra familia tiene trabajo?
Ciudadano: Pues no, a ver si alguien nos da trabajo, aunque no sea gran cosa y esté mal pagado.

Tal vez solo sea una forma de hablar, pero creo que lo llamativo de este tipo de noticias, no es solo que existan tantas familias con todos sus miembros en paro (camino de 1,5 millones de familias[2]), sino que estas familias y muchas más, tengan del trabajo un concepto tan pobre como el que se desprende de estas declaraciones.

Por alguna extraña circunstancia, o tal vez no tan extraña, la realidad se las apaña para simultanear estas crecientes dificultades en la obtención del pan, con la creciente oferta mediática de circo. La gravosa insistencia de los medios en magnificar cada polémica surgida a raíz de los denominados partidos del siglo de fútbol entre Real Madrid y Barcelona, o en meternos con embudo cada detalle sin importancia sobre la boda sin importancia del príncipe Guillermo, han propiciado que la población tenga más base para opinar y criticar sobre tales encuentros de fútbol y sobre bodas sin importancia, que para hacerlo sobre el verdadero problema que impide conciliar el sueño con normalidad a 5.000.000 de españoles.

Los emperadores romanos, además del pan, regalaban entradas para el circo. Hoy ni te regalan el pan ni mucho menos el circo que, aunque te lo traen a casa a través de los medios de difusión masiva, estos no son del todo gratis.

Será mejor dejar para otro día una reflexión sobre la calidad del pan y la calidad del circo, lo que sin duda nos ayudará a determinar la calidad de los gobernantes y las tragaderas de los gobernados.


[1] http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/constitucion.t1.html
[2] http://www.elpais.com/articulo/economia/138/millones/familias/paro/hijos/hipotecas/deudas/elpepueco/20110429elpepueco_14/Tes

Anuncios

21 Respuestas a “A menos pan, más circo

  1. Será mejor dejar para otro día una reflexión sobre la calidad del pan y la calidad del circo, lo que sin duda nos ayudará a determinar la calidad de los gobernantes y las tragaderas de los gobernados.
    =================================================
    =================================================
    Pues,en USA,el pan es Mc Donald’s y el circo es Donald Trump con sus payasadas sobre el nacimiento de Obama.

    No es necesario ser ningun experto medir la calidad del pan y del circo USANO

  2. Quizás sea verdad que el trabajo es un derecho constitucional y muchas familias tengan un concepto pobre del mismo, la realidad de varias familias que conozco es que llevan 2 años o más uno de los 2 miembros en paro, curiosamente predomina el caso de que el varón sea el parado, en algunos casos son los 2 miembros los que están en paro, a quienes se les han acabado ya las ayudas, a quienes se las han negado por falta de recursos.

    Quizás sea que el vivir en un barrio obrero me da una visión distinta de la realidad, cada vez conozco más familias mendigando trabajo, a cualquier precio, cualquier número de horas. Porque necesitan dinero ese dinero para vivir.

    • Hola Gaizko, gracias por tu comentario.
      Precisamente el vivir en un barrio obrero te da una perspectiva más cercana de la realidad que los políticos no saben ver, y lo peor, no les importa para nada.
      Saludos.

  3. El único pensamiento que siempre viene a mi mente es el mismo:
    Tenemos lo que nos merecemos.
    Soy muy repetitivo con esta frase, pero no se me ocurre otra mejor para expresar lo que pienso.
    Por muy sinvergüenzas que sean los “emperadores”… si el pueblo tuviese un poquito más de interés en conocimientos, cultura y dignidad, no se dejaría engañar de esta manera.
    Algo que me indigna sobre todo, como ciudadano, desempleado y animalista, es el circo taurino. Que en este país se tiren (literalmente) a la basura 600 millones de euros anuales para maltratar y asesinar a un animal, y con la crisis que tenemos, creo que clama al cielo.
    Generar empleo, ayudas económicas a desempleados, educación, sanidad… creo que serían destinos más importantes para esos 600 millones, no??
    Esto es algo que la gente no ve y/o no sabe. A mí me parece muy “””bien””” (muy entre comillas) que a alguien le guste o le resulte indiferente que se torturen animales por diversión, pero cuando NOS están quitando dinero para ese circo… ¿tampoco les importa?
    En fin…

    Muy bueno el artículo, Víctor.
    Saludos!!

    • Gracias por tu fidelidad, Sete, y por tu comentario, como siempre, muy enriquecedor.
      Enlazando con la inmoralidad de dedicar dinero al maltrato animal como diversión, también hay que recordar (por desgracia) que no tenemos arrestos para crear ni un solo empleo, pero si para participar en varias guerras, de esas que ahora llaman humanitarias para que moleste menos.
      Por cierto, para referirse a esta forma de control del pueblo, al ejercido durante el franquismo se la conocía como “pan y toros”.

      Saludos.

    • Estoy de acuerdo contigo Sete a medias, me explico: de acuerdo en que no nos movemos o nos movemos poco y algunos se dejan engañar como tu has dicho pero es debido a su mala información. En cuanto a lo de los toros, moralmente a algunas personas le resulta intolerable el maltrato animal bien sea de toros o cualquier otro animal(yo particularmente me encuentro entre ellos),pero dandole otro enfoque tambien el mundo del toro genera empleo, es un negocio en el que algunos ganan mas que otros, pero al fin y al cabo genera trabajo.(Yo te aseguro que nunca he ido a una corrida de toros)
      Saludos

    • Bueno quizas sea cierto que se tiene lo que se merece.
      Pero tambien creo que en todo el mundo lo que dice este video es muy cierto.

  4. Pingback: A menos pan, más circo

  5. YO TAMBIEN ME CANSO DE OIR FRASES COMO “EL QUE NO TRABAJA ES POR QUE NO QUIERE” Y OTRAS PARECIDAS, LO QUE ME PERTURBA ES QUE SALEN DE LA BOCA DE TRABAJADORES, COMO SI EL TRABAJO FUESE UNA OPCION DEL PROPIO TRABAJAD@, EL ESTADO TIENE LA OBLIGACION DIGO OBLIGACION DE RESOLVER EL PROBLEMA, NO ESTOY DE ACUERDO EN UN ESTADO ASISTENCIAL, QUE LO UNICO QUE HACE ES ALARGAR LA AGONIA DE MUCHAS PERSONAS, YA ESTA BIEN DEL DESPIFARRO, CUANDO A UNA PERSONA LE VA MAL TODO EL COLECTIVO LO SUFRE. ! MENOS LA CLASE POLITICA Y OTROS …!

  6. Hablando de trabajo a mi me gustaria decir que hay un grave problema y es la economía sumergida. Esto probablemente es lo que más daño puede hacer al Estado en respecto a lo económico y a la propia gente que crea pan para hoy y hambre para mañana pero yo lo puedo llegar a comprender como un medio para salir del paso en una situación difícil. ¿que piensas Víctor?

    • Hola, Juan. Pues la cosa es fácil, el empleo sumergido solo es posible gracias al fraude fiscal, ya que es la única manera de conseguir dinero negro con el que hacer frente al pago de salarios fuera de contrato.
      La lucha contra el fraude es el principio de todo, con una buena política en esto se solucionaría también el problema del empleo sumergido, que efectivamente le resta ingresos a las arcas públicas, por lo que el daño que causa la economía sumergida es para el conjunto de la sociedad.
      Saludos.

  7. Yo ante las frase de “Tenemos lo que nos merecemos” me siento hasta insultado.

    El tener completamente ocupadas a las personas, trabajando por encima de lo que les corresponde, con un modelo de vida esclavista, bombardeado de propaganda, de distracciones sobre los problemas sociales reales, de recibir una educación degradada, de que los medios de información den noticias enfocadas desde un punto de vista emocional y no desde uno práctico u objetivo, de adoctrinar a la gente a recrearse en la mediocridad (telebasura y prensa rosa en horarios de máxima audiencia), o el hacer creer al individuo que él solo es responsable de su desgracia por su corta inteligencia, su poca capacidad, o por sus nulos esfuerzos, son maneras más efectivas de controlar a la población. Se están aplicando y están funcionando.

    Ante ese tipo de frases “Tenemos lo que nos merecemos” parece que soy en único culpable y responsable de no tener un cociente intelectual de 185.

    Creo que en el mundo viven muchas personas sin ese CI y que no son los únicos responsables de su situación.

    • Hola Gaizko, gracias por tu comentario.
      Efectivamente creo que se trata de una forma de hablar, nadie dice que te lo merezcas tú o yo o alguien en particular, pero sí en cuanto que sociedad en su conjunto.
      Efectivamente hay al menos 2.000.000 millones de personas en todo el mundo que no se merecen la situación de pobreza extrema en la que sobreviven día sí y día también.
      Insisto, creo que esa es una frase hecha que solo busca azuzar la conciencia de gente que todavía no se siente espoleada.
      Gracias por tu intervención.
      Saludos.

  8. El otro día, con la “boda del siglo” llegué a una conclusión parecida. al día siguiente, hubo al menos un informativo que dedicó 20 minutos a la boda cuando ese mismo día nos desayunábamos con la noticia de los 5 millones de parados. Y a esto último le dedicaron ¿1 minuto?

    Claro, que la publicación de la EPA ese mismo día seguramente haya sido programada para que el ruido mediático de la boda ensordeciese el clamor de esa verdadera desintegración de España que es su desempleo.

    Desde luego, tanto lo uno como lo otro da una idea de la clase de país en el que vivimos…

    • Hola Txebe, gracias por intervenir.
      Por eso mismo que tu apuntas decía yo: “Por alguna extraña circunstancia, o tal vez no tan extraña…”, parece que cuanto más pan falta, más circo nos meten en vena.
      Saludos.

  9. Tienes razon en que el trabajo se ha convertido en un privilegio gracias a la crisis, y me molesta mucho ver a alguien mendigando, como si alguien superior pudiese solucionar su problema, es triste. Pero cuando se esta en paro parece que toda tu vida esta haciendo equilibrios para no derrumbarse, y es dificil mantener la dignidad.
    Me gusta mucho más la frase ” pan y rosas “, como la pelicula de Ken Loach. Prefiero mantenerme en una actitud más cercana a esta ultima, aunque no se por cuanto tiempo.
    No creo que tengamos lo que nos merecemos, ni que el que no trabaja es porque no quiere, pero a lo mejor, si tuvieramos un poco más de rebeldia no podrian vendernos su circo.

    • Gracias por tu comentario, Marisa, y bienvenida.
      Eso es lo que hace falta, un poco más de rebeldía, pero sospecho que aún falta por quitarle el pan a mucha más gente para que eso suceda. En España vamos cada uno a lo nuestro y mientras no falte nuestro pan, nos parecen menos penas las de los demás.
      Saludos.

  10. No podia ser mas oportuno el artículo, habida cuenta del inmenso atracón de circo al que nos están sometiendo: bodas inmorales y obscenas, clásicos balompédicos, falsas muertes binladianas, beatificaciones papales, … Muy muy degradado debe estar el sistema capitalista por dentro para llegar e estos extremos de distracción de las masas, amen de propagar desinformación y mentiras. Mientras, el paro no deja de subir, la precariedad laboral se extiende bajo asquerosos chantajes y la pobreza y la marginación social llegan a cifras tercermundistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s