Tropezar dos veces con la misma piedra


El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Primero fue en Barcelona y más tarde en Valencia. A la brutal carga policial en la Plaza de Catalunya, le sucedió otra en Valencia, frente a las Corts Valencianas, en las que parecían esconderse de los ciudadanos quienes ya probaron con éxito tal escondite cuando huían de la justicia. Torpe justicia si gato fuera, se esconden los ratones y ella se queda fuera. Ratones y ratas, para más señas, que cuando se la pueden cortar, ni la patita enseñan. Salen cada cuatro años de su madriguera de alta seguridad anti-justicia, hablan, escupen, hipan, chirrían y hasta rebuznan.

Y no crean, que tanto asco me da el político de izquierdas que dice lo que quiere oír la persona, pero hace lo que quiere oír el dinero; como el político de derechas que propone lo que quiere oír el dinero y además cumple su amenaza contra las personas. Porque eso sí, la derecha va de cara, pero el ciudadano de culo.

Y se valen de herramientas de otros tiempos, que antaño vistieran de gris. Lanzan oleadas de seres vivos de apariencia humana, que se tornan fieras cuando se les dota de porra, casco y escudo. No necesitan razones las fieras. “Que pidan democracia, que pidan” —estarán pensando los políticos— “que pidan democracia, que nosotros tenemos policía”. Y mientras, los políticos delinquen con su mejor sonrisa. Políticos que a nadie representan más que a sí mismos y a sus comisionistas.

Puede que solo sean impresiones mías, pero creo que el hombre es un animal de costumbres, y algunos de ellos, cuando se visten de policías son animales por costumbre. Tal vez sea porque la policía es el único animal que tropieza dos veces con la misma ciudadanía pacífica y descontenta. La policía es el único animal que…, la policía es el único animal.

Anuncios

16 Respuestas a “Tropezar dos veces con la misma piedra

  1. Como los perros de presa, la policía es tan animal como se les adiestra. Pero la culpa es siempre de sus amos. Lástima que estos no se les exija un psicotécnico y una prueba de control con la correa.

  2. Óscar Bruno Rodríguez Criado

    ¡Sencillamente genial,estimado compañero Víctor!
    La crueldad y violencia de un sistema político y económico que genera ingentes beneficios para unos pocos(la España de los cinco millones de parados es el noveno país del mundo en número de ricos) a costa del sufrimiento y la angustia de tantos,que en ocasiones,como acaba de pasar en el Hospitalet,lleva al suicidio de un obrero desempleado cuya familia iba a ser desahuciada del piso que había tenido que ocupar para procurarse un techo,tiene su fiel reflejo en la brutalidad criminal y despiadada de los que llaman agentes del orden. Y no se equivocan cuando llaman a estos animales de esta forma,ya que el orden que defienden es tan violento,injusto y miserable que la forma en la que actúan no puede ser otra. Aquí la concordancia entre forma y fondo es absoluta. Un orden criminal que se expresa y se defiende de forma criminal a través de los sicarios que pagan con los impuestos que nos roban.
    Un abrazo.

  3. Hola Víctor, buenos días.

    En buena parte estoy de acuerdo contigo con todo lo relacionado con los políticos, no así con lo relacionado con la policía, y eso que no les guardo especial cariño, pero al igual que no quiero bipartidismos para mi, no los quiero para los demás.

    La policía tiene un trabajo y un compromiso. No solo pegan palos y ponen multas, tienen otras labores muy diferentes, labores donde sí sirven al pueblo. Porque no te guste la parte mala de un trabajo no tienes que dejar ese trabajo, más cuando tiene cosas muy buenas, como pillar a un alicate con las manos en la masa y devolver a su dueño lo robado, por poner un ejemplo. No creo que haya que demonizar a todas las fuerzas del estado, dado que se habla de la policía en general, metiendo en el mismo saco a los que atienden a personas víctimas de maltratos junto a los antidisturbios. Sin embargo, son una herramienta y los políticos la usan, aunque tengan que faltar a alguna ley con ello (que la infringe el político y no el policía), y ello no le da derecho a un policía a negarse a cumplir la orden, ni la tiene la obligación moral de dimitir porque una parte de su trabajo no comulgue con sus ideas, si el resto de su trabajo sí que las cumple. Siguiendo la misma lógica, cualquiera que trabaje de, no sé, programador, si en la empresa le mandan hacer un programa que no comulgue con sus ideas, debería de despedirse. No sé, podría poner mil ejemplos de casos en los que las personas tienen que hacer alguna tarea que no comulga con sus ideas y no por ello es motivo de dimisión. Como dije anteriormente, no todo en la vida es extremo, no todo es blanco o negro, bueno o malo, ni, o dimites, o eres un criminal a sueldo de los sicarios.

    Un abrazo y salud.

    • Hola Gaizko, siempre un placer contar con tu participación.
      Estoy de acuerdo, no todo en la vida es blanco o negro.
      Y también estoy de acuerdo en que existen otro tipo de funciones policiales mucho más loables, eso está claro, es indudable.
      En este artículo pretendía referirme únicamente a los policías que gozan apaleando manifestantes, que los hay, y para nada a quienes tienen el orgullo de realizar otras funciones sociales muy bien acogidas entre la población, y de quienes no puedo, sino tener una opinión excelente.
      Saludos.

    • Repuesta para Gaizko,””La policía tiene un trabajo y un compromiso. No solo pegan palos y ponen multas, tienen otras labores muy diferentes, labores donde sí sirven al pueblo. “”Porque no te guste la parte mala de un trabajo no tienes que dejar ese trabajo””
      =======================================================================================================================

      Pues yo lei en algun libro,lo siguiente,un hombre tiene una esposa un hijo y una hija.Cuando esta en su casa es muy cariñoso con su familia.
      Un dia se va a trabajar y se despide de su familia con besos.
      Llega a la calle y ve a un niño pidiendo lismona,este cariñoso esposo y padre le pega un puntapie al niño.
      Segun el autor de ese libro,,el hombre que le pego a ese niño ,mostro su verdadero sentimiento.
      Pues el amor se puede desimular,pero el odio no se puede desimular.

      O sea que si trabaja 8 horas haciendo obras de caridad y dentro de ese tiempo,que son 480 minutos,durante 2 minutos USTED APALEA Y PATEA a una persona,no venga que durante 478 minutos USTED SE PORTO BIEN.

      • Hola lizabeth2, supongo que Gaizko se refiere a aquellos policías que no están en contacto directo con la calle, o que estándolo no participan de este tipo de acciones.
        Saludos y muchas gracias por participar.

      • lizabeth2:
        El hecho de que un policía sea un sádico no convierte a todos los policías en sádicos. Es lo que defiendo y lo que mucha gente olvida, incluso dentro de los antidisturbios hay policías que no son sádicos.

        Asesinos y ladrones hay, no por ello todos los ciudadanos somos asesinos y ladrones.

        Aplico el anti-bipartidismo para todo, mi máxima es que los actos de personas aisladas no definen al colectivo, ni en la policía, ni en la peluquería.

      • Me dejé sin responder al segundo párrafo.

        Si durante toda mi vida hago obras de caridad, soy una persona ejemplar, ayudo a todo el mundo y durante un segundo, o un corto periodo de tiempo, pierdo los nervios o la razón, no soy un criminal, solo he perdido los nervios o la razón. Mi historial queda marcado por todos los eventos ocurridos en mi vida, no solo por los buenos o solo por los malos. Pero es una enfermedad de este país que cuanto mayores son las virtudes de una persona más se amplifican sus defectos o errores, quizás por envidia.

  4. La policia siempre ha sido una fuerza represora al servicio del poder, esté quién esté. Antes eran Los Grises, despues Los Marrones y ahora son Los Negros o Los Verdes. (lo digo por el color del uniforme)Lo que verdaderamente me indigna es una entrevista que le hicieron ayer tarde en el programa de Julia Otero al FACISTA Y CACIQUIL personajillo llamado Felipe Puig. El muy prepotente y amoral elemento insiste en que no renuncia a su puesto y que lo hizo para guardar el orden ante la agresividad de las gentes alli reunidas y de los objetos que alli habian que eran Armas peligrosisimas en manos de los reunidos y que también habia FUERZAS REPRESORAS heridas.(supongo que serian agujetas de manejar las porras) Me recordaba las declaraciones cuándo en tiempos de Franco la policia disparaba al aire y siempre habia heridos de bala.
    Lo que si puedo asegurar que no todos los policias son asi , pero también hay un porcentaje de policias sadicos y reprimidos que disfrutan cuando hay revueltas o manifestaciones y se deshogan descargando su ira sobre el pueblo.
    Un abrazo y saludos.

  5. Pingback: Tropezar dos veces con la misma piedra

  6. Víctor, anoche tuve un sueño.
    Soñé que vivía en el año dosmil-no-sé-cuántos y que en España ya no hacían falta los policías revienta-huelgas, revienta manifestantes pacíficos…, revienta seres humanos en general.

    Y llegó un momento (¡¡já, qué gracia, oye!!) que a aquellos policías tan entregados, tan cumplidores de la obediencia debida, tan profesionales y tan celosos del cumplimiento exagerado del deber, los tuvieron que repartir entre las diferentes ventanillas de los diferentes negociados de la administración del Estado.

    Y soñé (¡¡fíjate tú!!) que me tocaba uno de esos funcionarios reconvertidos del casco, el escudo y las botas de media caña, y cuando me acerqué a la ventanilla, no se conformó con anticiparse a mí a dar los buenos días —cual cajera del supermercado—, sino que además me alargó su mano para que se la estrechara. Cuando le dije que iba a renovar el carné de identidad, con suma amabilidad me invitó a irme a mi casa y no bien llegado a ella se presentó con una cámara fotográfica, un tampón azul y una maquinilla termosoldadora de plásticos. Yo estaba abrumado, descolocado, abochornado. Pero me quedé fané y descangallado cuando, al faltarme la correspondiente póliza…, ¡¡¡ME LA PAGÓ ÉL FUNCIONARIO DE SU BOLSILLO!!!

    Y es que es lo que tiene haber sido antes funcionarios modélicos, ultra-cumplidores del deber policial, ultra-celosos de su profesión, ultra-obedientes, ultra-serviciales, ultra-etceteraetceteraetceteraetcétera…
    ¡Ya te digo…!

  7. estoi contigo pero lo de tropezarse dos veces con la misma piedra me pasa a mi muchas veces XD

    http://noloparece.wordpress.com/

  8. Pingback: BLOG RECOMENDADO IMPRESIONES MÍAS 10 JULIO 2011 «

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s