Archivo de la etiqueta: Crisis

Cambiar de postura


En España estamos acostumbrados a que los representantes políticos que elegimos defiendan y rescaten antes a los bancos que a los ciudadanos víctimas de esos bancos.

Sin embargo, aunque puede parecer que no es probable, ni siquiera posible, esa no es la única postura que un gobernante elegido por las urnas puede adoptar frente a un banquero. No.

Aquí tenéis a un presidente elegido por las urnas que ha entendido perfectamente qué papel debe jugar y hasta donde alcanza la responsabilidad que su pueblo ha delegado en él. Para este presidente resulta obvio que la postura que adoptan los gobernantes europeos ante los bancos es claramente errónea, como se ocupa de demostrar en este video.

Puede que solo sean impresiones mías, pero creo que los gobernantes europeos adoptan una postura única ante el poder financiero, esto es: de rodillas, unos de frente y otros de espaldas, pero todos los gobernantes se ofrecen de rodillas ante los banqueros. Cambien ya su postura, levántense ustedes también y cambien los papeles con los bancos.

En lugar de esto, tenemos que aguantar que en los medios se denigre y se insulte a las personas que saben colocarse en su lugar y defender aquello para lo que se les ha elegido.

No me gusta la violencia, pero…


No me gusta la violencia, pero no dejan de utilizarla contra mí, contra usted, contra nosotros, en tanto que ciudadanos.

No me gusta la violencia, pero los mercados se despachan a gusto cuando nos cogen en el callejón oscuro de la financiación.

Cuando los mercados se han cansado de emboscar a los más débiles en el callejón oscuro, y reducirlos a un amasijo de deudas y compromisos que los dejan irreconocibles, dan comienzo sus estrategias para emboscar a los más fuertes.

En las últimas semanas el acoso de los mercados está recogiendo las últimas gotas de zumo de Portugal. Los terroristas de Fitch han vuelto a poner una rebaja bomba (1) en los bajos del coche de los portugueses, volando por los aires cualquier pedazo de esperanza que les pudiera quedar, y reduciéndolas a esquirlas.

Y después de haber impuesto un gobierno afín a sus intereses tanto en Grecia como en Italia, por un método que en caso de ser llevado a cabo por el pueblo, hubiera sido tachado de “sangrienta revolución”, los mercados dirigen ahora sus colmillos al cuello de los franceses y alemanes.

Hace un par de semanas, se produjo lo que se denominó “error técnico” por el cuál la agencia terrorista Standard & Poors rebajó la calificación de la deuda de Francia (2). Estas técnicas de implantación de miedo en la sociedad han sido siempre conocidas con el nombre de globo-sonda, y han sido muy utilizadas por los gobiernos. Consistían y consisten en el anuncio de una medida aparentemente fuera de lugar y contexto mediante el cuál se pretende (entre otras cosas) conocer algún detalle sobre la posible reacción de la ciudadanía ante la imposición de dicha medida. Se suele hacer en forma de rumor, posibilidad, estudio, proyecto, entre otras, y también en forma de “error técnico” como en este caso.

La prueba de cuáles han sido siempre las intenciones de los mercados la tenemos en que no han pasado ni dos semanas de semejante “error técnico”, cuando otra agencia terrorista Fitch ya advierte a Francia de que la calificación de su deuda está en peligro si la crisis se agrava.

Y llegamos por último al más fuerte de todos, a la medida de todas las deudas: la deuda alemana. En vista del jugoso interés que supone invertir por ejemplo en deuda española, más de un 5% anual en inversiones a tres meses (4), ¿quién quiere invertir en deuda alemana que tan solo ofrece un 2%? (5). Por este motivo, los alemanes han colocado tan solo dos tercios de la deuda que pretendían colocar en los mercados durante la última subasta. La razón que dan los inversores es que los bonos a 10 años, por muy alemanes que sean, no son buenos, ¿quién sabe cómo estará Alemania dentro de 10 años?, dicen. ¿Será que piensan dejarla hecha un solar, como están haciendo con otros países de Europa?, ¿será eso lo que pretenden hacer con toda Europa?

Si los mercados, por obra de sus agencias terroristas, consiguen finalmente desestabilizar a Alemania, habrán conseguido su objetivo, desestabilizar económicamente a la zona euro. La comparativa de los distintos ratings de las tres principales agencias terroristas (6) no deja lugar a dudas, la máxima calificación solo la conservan unos pocos países europeos, los más fuertes de los cuáles están siendo atacados frontalmente en los últimos días, quedando a salvo de los ataques…, los propios atacantes. Dicho de otra manera, si en una habitación tenemos a diez personas y se cometen nueve asesinatos, existe una alta probabilidad de que la persona superviviente haya cometido algún que otro crimen.

Por todo ello debemos entender que todos estos ataques no son contra los países, ya no vale aquello de los PIIGS, no son ataques contra una zona concreta de Europa, ni siquiera contra una forma concreta de entender la vida y la economía, nada tiene que ver si los gobiernos se dicen de izquierdas o de derechas, incluso si no hay gobierno en más de 500 días, como en el curioso caso de Bélgica, en todo caso solo importa este dato si el gobierno de turno pretende, como pretendía el gobierno de Papandreu, convocar al pueblo para intervenir directamente en las decisiones que habrán de afectar a su futuro. Está claro pues que el ataque es contra el sistema europeo y la amenaza que pueda su poner a la hegemonía de la economía mundial que ansía, codicia y exige Estados Unidos.

No me gusta la violencia, y por eso la condeno, pero tengo la impresión de que estos terroristas están agotando las vías pacíficas, y mucho me temo que no están dejando otra opción a sus víctimas que utilizar contra ellos su propia medicina, en defensa propia.


Principales oficinas de Fitch (7)

Principales oficinas de Standard & Poors (8)

Principales oficinas de Moody’s (9)

Notas:

(1)http://www.elmundo.es/elmundo/2011/11/24/economia/1322133749.html
 
(2)http://www.cincodias.com/articulo/mercados/standard-poors-rebaja-calificacion-francia-error/20111110cdscdsmer_23/
 
(3)http://www.elpais.com/articulo/economia/agencia/Fitch/advierte/AAA/francesa/peligro/crisis/agrava/elpepueco/20111123elpepueco_3/Tes
 
(4)http://www.tesoro.es/SP/index.asp
 
(5)http://www.20minutos.es/noticia/1232168/0/crisis-deuda/alemania/merkel/
 
(6)http://www.datosmacro.com/ratings
 
 (7)http://www.fitchratings.com/web_content/marcom/corporate_brochure.pdf
 
(8)http://www.standardandpoors.com/about-sp/office-locations/en/eu/?contName=Americas&contID=1221191102188
 
(9)http://www.moodys.com/Pages/contactus.aspx

La Tercera Guerra Mundial, parte de guerra


Los libros de Historia mencionan infinidad de conflictos armados, ya entre países, ya entre comunidades, ya entre religiones, ya entre ideas, ya por intereses económicos, ya por amor… Las hubo cortas y largas, desiguales y disputadas, con cambios de fronteras y con cambios de gobiernos, las hubo geográficamente inexplicables, las hubo de frentes amplios y también concentradas en una ciudad, se desarrollaron por tierra, por mar y por aire… Pero por encima de todas estas circunstancias, todas las guerras sin excepción, tuvieron dos cosas en común, a saber: 1.- Incontables víctimas civiles inocentes y 2.- Ambos bandos eran conscientes de estar envueltos en un conflicto.

Pero hete aquí que la Tercera Guerra Mundial es distinta a todas las guerras anteriores, porque aunque Sigue leyendo

Los bancos y la indignación, un amor imposible


 Leo en el diario El País del día 28 de octubre una noticia que lleva por título: “La exigencia de 26.000 millones provoca indignación en la banca“.

La verdad es que uno tiene derecho a indignarse cuando los políticos le exigen 26.000 millones de euros. Aunque resulta un poco chocante tal indignación cuando ese dinero tiene como destino resucitar el propio negocio privado del interesado, en este caso un banco, por causa de una mala gestión que ha derivado casi todos los beneficios al bolsillo aún más particular de su cúpula directiva, y el resto lo ha vertido por la alcantarilla de la mala gestión.

Es de suponer que tendría mucha más razón de ser tal indignación si el dinero se lo pidieran los políticos a estos banqueros para dárselo a una tercera persona, con el objetivo de sanear las cuentas de esta última. Eso sí que tiene que ser para indignarse, y mucho.

Bien por desgracia o simplemente porque somos completamente idiotas, no es preciso suponer o imaginar un caso como el del ejemplo, pues se trata de un caso real, con la casi indistinguible diferencia de que el dinero que piden los políticos para sanear las cuentas de los bancos se lo piden a los ciudadanos, y más que “pedir” bien podríamos decir “robar”, pues no se tiene noticia de nadie a quien le hayan preguntado antes de meterle la mano en la caja.

Este expolio de las cuentas públicas es la forma preferida de atentar contra el pueblo que tiene la banda terrorista financiera conocida con el nombre genérico de “bancos”, mediante su despiadado brazo armado: los políticos, que no son sino la cara B de Robin Hood, robando a los pobres para dárselo a los ricos.

Por todo ello, la indignación que dicen sufrir los bancos no es otra cosa que recochineo puro y duro.

Pero la insaciable banca terrorista siempre quiere más. No contenta con quedarse con el dinero público, la banca también se las ha arreglado para quedarse con las viviendas de los ciudadanos, de los mismos ciudadanos a quienes ya han desposeído de su dinero. Ayudada por los políticos y con la connivencia y colaboración necesaria de un tal Juan Carlos Palito, la banca ha conseguido la aprobación de leyes (ver ley 37/2011) que le permiten adjudicarse las viviendas procedentes de embargos por impagos hipotecarios y quedárselas por un importe del 30% de su valor de tasación (una tasación que encarga, paga, y por lo tanto determina, el propio banco ex profeso). Además, como todo el mundo sabe, este acto vil de apropiación indebida no libraría al ciudadano de un pago posterior de cuanto al banco se le ponga en la punta de la voluntad pedirle, porque ya sabemos que la dación en pago es un personaje de ficción, habitante de mitologías, fábulas infantiles y otras obras del mismo género como por ejemplo los programas electorales.

Todo esto se produce en un contexto en que la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), esa ayuda de los países más desarrollados hacia los menos desarrollados, y que debería alcanzar el 0,7% (como mínimo) del Producto Interior Bruto, se queda en un 0,4%, mientras que las ayudas a fondo perdido a la banca terrorista alcanzan, precisamente ese mismo 0,7% . Se hace necesario, hoy más que nunca, cambiar el nombre de la AOD, por el de la AOB: Ayuda Oficial a la Banca, o Ayuda Oficial a los Beneficios, o Ayuda Oficial a los Bandidos, o como ustedes quieran.

Si por todo ello, los bancos se han indignado tanto, no quiero ni pensar cómo se pondrán si se enteran de que tengo en mi hucha un buen puñado de monedas de 5 céntimos que ellos aún no controlan. Se me ponen los pelos de punta solo de pensarlo.

A cada terrorista le llega su San Martín

Veo, veo, ¿qué no ves?


No hace tantos años, cuando la señal analógica era el modo en que llegaban a los hogares las ondas de televisión, era frecuente el uso coloquial del término “ruido” para referirse a la falta de nitidez con que se recibía o se sintonizaba la señal. Este “ruido” impedía percibir con claridad los contenidos ofrecidos por la televisión correspondiente.

A pesar de los increíbles avances de la tecnología y en contra de lo que pueda parecer, la llegada de la señal digital no ha eliminado el uso del término “ruido” en lo referente a las distintas señales de televisión. Antes al contrario, cada vez es más apropiado Sigue leyendo

El paraíso empresarial de las economías sumergidas


Análisis superficial de las vías por las que los empresarios privados roban dinero público.

[Nota aclaratoria: Aquellos empresarios y funcionarios que sean honrados no podrán sino estar de acuerdo con la siguiente exposición, por lo que entenderé que si alguien se siente molesto durante su lectura será, más que nada, por verse retratado en ella.]

En épocas de crisis económicas florecen y prosperan gran cantidad de estafadores y ladrones en el caldo de cultivo de la relajación tributaria y fiscal que las Administraciones Públicas heredan de épocas más boyantes. A continuación algunas de las vías por las que en España un empresario puede hacerse de oro con cargo a las cuentas públicas. Sigue leyendo

Alfredo, un candidato muy «prometedor»


Prometer hasta meter, y una vez metido, nada de lo prometido. Muy bien podría ser éste el eslogan del candidato a la presidencia del Gobierno por el Partido «Socialista», Alfredo Pérez Rubalcaba. Atendiendo al número de promesas que lleva hechas, se diría que Alfredo es un candidato muy «prometedor».

Lo curioso del caso es que Alfredo no falta a su promesa después de hacerla, sino que falta a ella antes incluso de formularla. Desde que Sigue leyendo