Archivo de la etiqueta: Religión

Dios, entre la perversidad y la impotencia


Decía Epicuro, el filósofo griego, que ante la maldad que hay en el mundo, o bien dios no podía evitarla, por lo que no sería omnipotente; o bien no quería evitarla, por lo que sería perverso.

Pero la cuestión no es por qué creemos que existe el mal, sino por qué hay quien cree en la existencia de un dios. La propia definición cristiana de “dios omnipotente” no se sustenta si no es sobre la perversión de hacer o de permitir el mal. Al mismo tiempo que pretende presentar la imagen de un dios bondadoso y misericordioso, exige un continuo sacrificio a sus creyentes o los tacha de Sigue leyendo

La iglesia católica, el último monopolio


¿Por qué no se privatiza el negocio de la iglesia católica?

Vivimos tiempos en los que las políticas neoliberales arrasan literalmente Europa y, muy particularmente España. Las oleadas de recortes de derechos ciudadanos y laborales se suceden. Las hienas de la privatización fijan su objetivo en las piezas públicas más sanas y apetitosas, mientras que ceden al dominio público y sin rubor alguno, sus negocios más deficitarios.

Una vez que se ha llevado al trabajador hasta sus extremos, y se le tiene agarrado al último clavo ardiendo que le queda, esto es: Sigue leyendo

Premios Impresiones Mías 2010


Puede que solo sean impresiones mías, pero creo que los personajes más relevantes del año 2010 merecen una mención especial.

—Premio “Manos arriba (de oro)” a los mercados financieros.

—Premio “Esto no es lo que parece” a José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del gobierno español, por su traición a los españoles al haberle puesto los cuernos a las políticas sociales con su amante, las políticas neoliberales.

—Premio “Brotes verdes” a José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del gobierno español, por su reiterada manipulación de la realidad sobre la economía española, de la que acaba de explicar que le quedan aún 5 años para empezar a ver la luz.

—Premio “Si es por tu bien” a Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo, por haber rebasado él mismo la edad de jubilación con que recomienda que se joda a los españoles y seguir trabajando en el diseño de nuevas recomendaciones que nos jodan aún más.

—Premio “Hilillos de plata” a Mariano Rajoy, presidente del Partido Popular y perdedor de dos elecciones generales, porque Sigue leyendo

¡Y no vuelvas!


A enemigo que huye, puente de plata.

Llegaste, nos viste, te reíste de nosotros y te fuiste con nuestro dinero. ¿Qué nos ha quedado de ti?

Por culpa de tu visita nos ha quedado un gasto público descomunal que pagaremos a escote entre todos, entre los cuatro espabilados que harán su agosto particular y los millones y millones de personas que no queremos tener nada que ver contigo y tu negocio fraudulento.

En la televisión, casi tenías el don de la ubicuidad, pues aparecías a todas horas y en todas las cadenas, ahora insultando a unos, ahora riendo de todo Cristo, ahora Sigue leyendo

Secreto de confusión


Vaya por delante que no es lo mismo ser creyente que ser católico. Ser creyente es un acto íntimo, personal e infranqueable.

Sin embargo, ser católico es uno de los actos de servidumbre más difíciles de superar que el ser humano es capaz de cometer.

Ser católico es apoyar a una secta que priva de libertades y bienestar psicológico a la población, a la que pretende disponer mentalmente a su favor.

Ser católico es meter lo barrido bajo la alfombra.

Ser católico es cerrar los ojos a los pecados propios y abrirlos a los pecados ajenos.

Ser católico es decir a los que no lo son cómo deben vivir su vida.

Ser católico es ser intransigente con otras opciones.

Ser católico será considerado algún día como lo que es: una grave y compleja enfermedad a tratar por la psiquiatría.

Como prueba de todo esto, no hay más que fijarse en el circo que se ha montado en torno a Sigue leyendo

Pederastas sin fronteras


Insistentes rumores apuntan a que la Santa Sede estaría planeando poner un poco de orden y organización en los desmadres y desvaríos sexuales de sus integrantes. Se especula con que la organización podría tener la forma jurídica de una ONG y se barajan distintos nombres, aunque el que tiene más visos de ser el definitivo es Pederastas sin fronteras. Voces autorizadas de la Santa Sede indican que este nombre recogería en toda su extensión el verdadero espíritu de este movimiento religioso. Además, el carácter internacional, transfronterizo, del nombre “resulta ideal para ser utilizado en cualquier parte del mundo en la que se dieron, se den o se vayan a dar casos de abusos sexuales a menores”. Uno de los arzobispos entrevistados, que ha preferido Sigue leyendo