Archivo de la etiqueta: Terrorismo

Los bancos y la indignación, un amor imposible


 Leo en el diario El País del día 28 de octubre una noticia que lleva por título: “La exigencia de 26.000 millones provoca indignación en la banca“.

La verdad es que uno tiene derecho a indignarse cuando los políticos le exigen 26.000 millones de euros. Aunque resulta un poco chocante tal indignación cuando ese dinero tiene como destino resucitar el propio negocio privado del interesado, en este caso un banco, por causa de una mala gestión que ha derivado casi todos los beneficios al bolsillo aún más particular de su cúpula directiva, y el resto lo ha vertido por la alcantarilla de la mala gestión.

Es de suponer que tendría mucha más razón de ser tal indignación si el dinero se lo pidieran los políticos a estos banqueros para dárselo a una tercera persona, con el objetivo de sanear las cuentas de esta última. Eso sí que tiene que ser para indignarse, y mucho.

Bien por desgracia o simplemente porque somos completamente idiotas, no es preciso suponer o imaginar un caso como el del ejemplo, pues se trata de un caso real, con la casi indistinguible diferencia de que el dinero que piden los políticos para sanear las cuentas de los bancos se lo piden a los ciudadanos, y más que “pedir” bien podríamos decir “robar”, pues no se tiene noticia de nadie a quien le hayan preguntado antes de meterle la mano en la caja.

Este expolio de las cuentas públicas es la forma preferida de atentar contra el pueblo que tiene la banda terrorista financiera conocida con el nombre genérico de “bancos”, mediante su despiadado brazo armado: los políticos, que no son sino la cara B de Robin Hood, robando a los pobres para dárselo a los ricos.

Por todo ello, la indignación que dicen sufrir los bancos no es otra cosa que recochineo puro y duro.

Pero la insaciable banca terrorista siempre quiere más. No contenta con quedarse con el dinero público, la banca también se las ha arreglado para quedarse con las viviendas de los ciudadanos, de los mismos ciudadanos a quienes ya han desposeído de su dinero. Ayudada por los políticos y con la connivencia y colaboración necesaria de un tal Juan Carlos Palito, la banca ha conseguido la aprobación de leyes (ver ley 37/2011) que le permiten adjudicarse las viviendas procedentes de embargos por impagos hipotecarios y quedárselas por un importe del 30% de su valor de tasación (una tasación que encarga, paga, y por lo tanto determina, el propio banco ex profeso). Además, como todo el mundo sabe, este acto vil de apropiación indebida no libraría al ciudadano de un pago posterior de cuanto al banco se le ponga en la punta de la voluntad pedirle, porque ya sabemos que la dación en pago es un personaje de ficción, habitante de mitologías, fábulas infantiles y otras obras del mismo género como por ejemplo los programas electorales.

Todo esto se produce en un contexto en que la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), esa ayuda de los países más desarrollados hacia los menos desarrollados, y que debería alcanzar el 0,7% (como mínimo) del Producto Interior Bruto, se queda en un 0,4%, mientras que las ayudas a fondo perdido a la banca terrorista alcanzan, precisamente ese mismo 0,7% . Se hace necesario, hoy más que nunca, cambiar el nombre de la AOD, por el de la AOB: Ayuda Oficial a la Banca, o Ayuda Oficial a los Beneficios, o Ayuda Oficial a los Bandidos, o como ustedes quieran.

Si por todo ello, los bancos se han indignado tanto, no quiero ni pensar cómo se pondrán si se enteran de que tengo en mi hucha un buen puñado de monedas de 5 céntimos que ellos aún no controlan. Se me ponen los pelos de punta solo de pensarlo.

A cada terrorista le llega su San Martín

Libia y el concurso de deudores


Cuando a una empresa le van mal las cosas y su actividad no se sostiene por dificultades económicas puede solicitar que se formalice un concurso de acreedores, lo que viene a equivaler a una subasta de sus recursos e inversiones entre sus acreedores para satisfacer con ello las deudas pendientes.

Cuando esa situación la vive un país entero, se llama acoso de los mercados y encarecimiento de la prima de riesgo de la deuda soberana. Pero cuando eso le ocurre a un país rico, riquísimo en recursos naturales como es Libia, se hace necesaria la creación de una nueva figura del derecho mercantil: el concurso de deudores. La particularidad de esta figura es que no la solicita el interesado, sino el más interesado, esto es, el que Sigue leyendo

11S, un atentado ‘miediático’


El terrorismo sigue vivo en el corazón del imperio

Durante los días previos al décimo aniversario de los autoatentados contra las torres gemelas, la prensa se ha dejado llevar por las necesidades del imperio estadounidense de rellenar de paja el muñeco deshilachado que representa el papel de terrorista enemigo. Y no crean que falta quien llega a creer que el muñeco cobra vida cuando se rellena.

En ningún diario ha faltado la expresión “amenaza creíble y específica” para referirse a esa extraña casualidad que, con origen en algún oscuro despacho oficial del imperio, ha salido a la luz alertando de un Sigue leyendo

No diga hipócrita, diga Obama


Ridículo e Hipócrita. Estas son las palabras que le ha dedicado la abogada estadounidense, Eva Golinger[1], a la banda terrorista OTAN, y más concretamente al cabecilla del régimen de Washington, Barack Hussein Obama.

El régimen terrorista de Washington, por boca de su cabecilla, Barack Obama, pide ahora para Libia una transición “pacífica, justa e inclusiva”[2]. Nunca se vio tanta infamia, nunca se vio tanta ignominia. Después de estar masacrando al pueblo libio, bombardeando colegios, hospitales, viviendas, centros públicos… Sigue leyendo

Info-Terrorismo


La violencia verbal es, si no la más agresiva, sí la más impune de las violencias, pues muchas veces es tratada de manera bien distinta a como merece. Unas veces es admitida por la audiencia como un juego de palabras, un retruécano semántico; otras veces como un exabrupto del periodista o del medio en cuestión; otras veces es visto cómo una pataleta del medio que, en defensa de intereses contrarios a los protagonistas de una noticia, no duda en agredir a éstos con gran despliegue de términos que en la mayoría de los casos resultan además de gratuitos, una ofensa para el sentido común.

Por ejemplo, la utilización de la palabra “radical” en los medios, es una forma de señalar al Sigue leyendo

FMI, el terrorismo con corbata


Verdaderas siglas del FMI

“Profundizar las reformas del mercado laboral” es la frase protagonista de los últimos días, la más pronunciada por los economistas más sanguinarios, la más repetida por los políticos más a salvo de verse afectado por tales reformas, la más leída y escuchada por la atónita ciudadanía y la más escalofriante para quienes ya se cuentan entre las víctimas mortales de las reformas anteriores.

Con la misma propagación que una explosión tiene en una alcantarilla, la insidiosa y carroñera presión del FMI sobre Sigue leyendo

Un terrorista ultraderechista en las urnas


Un terrorista ultraderechista sí se puede presentar a las elecciones municipales del 22 de mayo sin pasar un examen previo en el Tribunal Constitucional.

La formación ultranacionalista dirigida por el polémico Josep Anglada presenta por Badalona a un candidato condenado por pertenecer a una organización terrorista de extrema derecha.

Carles Francisoud Araguas fue condenado Sigue leyendo