Tribuna del lector

Si quieres participar envía tu carta, sugerencia, idea, propuesta o artículo y después de su valoración será publicado.

Puedes enviar tu texto a la siguiente dirección de correo: impresionesmias@gmail.com


  1. La amenaza democrática griega al fascismo modulado del capital financiero, por Óscar Bruno Rodríguez Criado
  2. Manifestaciones en Murcia, por Lola García
  3. La bandera de los caídos, enviado por Arístides Beltrán
  4. Asediados por el Capitalismo, por José Manuel Ordoñez

.

La amenaza democrática griega al fascismo modulado del capital

Óscar Bruno Rodríguez Criado

La convocatoria de referéndum por parte del presidente griego para conocer la opinión de los ciudadanos y ciudadanas  acerca del mal llamado rescate financiero de Grecia( lo único que se rescata es la solvencia de los bancos alemanes y franceses convirtiendo deuda privada en pública, con el consiguiente aumento del déficit que justifica la exigencia de los mismos que lo han creado de recortar derechos laborales, privatizar todos los servicios del estado del bienestar y todas las empresas y bienes públicos- Alemania ha llegado a sugerir que deben vender incluso las islas- y desregular el mercado, es decir, la triada de los fundamentalistas friedmanitas) ha puesto de manifiesto el temor de los poderosos a la libre decisión de un pueblo, a que se haga lo que éste decida libremente de forma directa, o lo que es lo mismo, a la democracia. La virulenta, inmediata y unánime respuesta de los gobiernos y las instituciones políticas y económicas no puede ser más esclarecedora. Los defensores del libre mercado, esos que afirman que ese tipo de mercado desregulado y libre de cualquier atadura a las normas del  estado y al control ciudadano es la esencia misma de la democracia, aparecen aterrados ante la posibilidad de que la gente determine que lo que beneficia a las élites políticas y económicas no es lo que les beneficia a ellos. El gran Hermann Hesse proclamaba que “quienes no tienen capacidad de pensar por cuenta propia necesitan y exigen caudillos”. Una vez convocado el referéndum los medios de manipulación de masas intentarán convencer a los ciudadanos y ciudadanas de que lo mejor será acatar lo que los caudillos del capital financiero decidan en lugar de hacerlo por sí mismos, tal y como afirmaba el pensador alemán. Para ello desplegarán, como ya están haciendo, todo el arsenal de amenazas apocalípticas en el caso de que el resultado de la consulta popular no favorezca sus intereses. Ni que decir tiene que si el resultado les beneficia  la victoria dará legitimidad democrática al proyecto de explotación ( el motivo real por el que Papandreu, uno de los suyos, ha convocado el plebiscito ) que tanta miseria está desencadenando en toda Europa, especialmente en los países que de forma tan cariñosa como solidaria los mercados han bautizado como PIIGS ( de las iniciales en inglés de Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España). Pese a ello, la simple posibilidad de que el ejemplo griego anime a otros pueblos a exigir el derecho a ser consultados sin intermediarios les provoca auténtico pavor. Pero en el caso de que el pueblo griego no se deje engañar, no les quepa la menor duda de que intentarán por todos los medios repetir la consulta popular tantas veces como haga falta o, sencillamente, recurrirán a alguna argucia legal en la que la voz del pueblo sea desautorizada por anteriores compromisos adquiridos por los gobiernos corresponsables del saqueo. Y tampoco tengan duda alguna de que si el pueblo griego persiste en la arrogante idea de creer que los inventores de la democracia tienen derecho a ejercer de soberanos únicos de su propio destino recurrirán a la última red de seguridad, la de los ejércitos armados, para sojuzgar la voluntad de los sublevados con la excusa de que ponen en peligro la estabilidad del resto de naciones europeas y mundiales, identificando falazmente el beneficio de unos pocos con el de la gran mayoría. Dirán que el posible impago griego es igualmente perjudicial para el ciudadano Emilio Botín que para la ciudadana de la subcontrata de limpieza de miserable sueldo y contrato precario que limpia el despacho del banquero con el que compartimos emociones cuando Fernando Alonso gana un gran premio automovilístico. Al fin y al cabo, el tan de moda concepto de ciudadanía es usado con el propósito de difuminar y borrar las diferencias de clase dentro de una sociedad en la que explotadores y explotados pasan a pertenecer a un mismo cuerpo común de ciudadanos. De repente, el banquero al que objetivamente le conviene pagar menos dinero por el trabajo de la limpiadora pasa a tener el mismo interés que ésta, que igual de objetivamente debería preferir ganar más dinero por su trabajo. En otras palabras, el objetivo común de la tan cacareada ciudadanía significa defender que lo mejor para el esclavo, y sobre todo para el amo,  no es luchar por su libertad, sino mantener a este último lo más contento posible para mantener  la vaga esperanza de que la felicidad del tirano le pueda proporcionar al tiranizado algo más de pan y algo menos de látigo, olvidando que la única manera de aumentar dicha felicidad pasa por trabajar más por menos, lo que en el lenguaje capitalista se traduce en aumentar la productividad y competitividad de la empresa reduciendo costes laborales , que son las medidas que los escandalizados por el referéndum griego proponen como cura universal . De esta forma, para justificar los chantajes y amenazas a los que someterán al pueblo griego, a modo de moderno y renovado látigo, invocarán nuevamente, como ya han hecho, a la cabeza de ariete ideológica del fascismo, el racismo, e intentarán descalificar a toda una nación acusándoles de vagos que han vivido por encima de sus posibilidades pese a que cualquiera puede comprobar que los salarios helenos eran y son de los más bajos de Europa, lo que demuestra que el despilfarro ha existido, pero que los despilfarradores han sido los acusadores y no los acusados. Intentarán vendernos, como ya hizo Merkel, que los griegos están sufriendo por su pereza y que los hacendosos arios alemanes de dorados cabellos y ojos azules no tienen porque sufrir las consecuencias de la vagancia de esos tipos bajitos, sucios y morenos. En este punto conviene recordar la genial definición científica de  fascismo que Giorgi Dimitrov formuló el año 1.935, que explica que “fascismo es la dictadura terrorista abierta de los sectores más reaccionarios, más chovinistas y más imperialistas del capital financiero”. La historia se repite y es necesario que caigamos en la cuenta de que nos enfrentamos al mismo enemigo que desencadenó los exterminios de la II Guerra Mundial, con el riesgo añadido de la posibilidad de la eliminación de toda forma de vida que supone la amenaza nuclear si se opta por la misma salida. Esa orgía bélica no se produjo por la locura de un fanático bajito y con bigote cuyos poderes hipnóticos cuasi divinos consiguieron embaucar a todo un país, sino porque la misma subclase social que gobierna ahora Europa, “los sectores más reaccionarios, más chovinistas y más imperialistas del capital financiero” en palabras de Dimitrov,  defiende los mismos intereses disfrazándose de la misma forma que lo hizo antaño y usando los mismos mecanismos, desde la agitación y propaganda goebbeliana que ahora llaman medios de comunicación hasta la amenaza de ruina económica, pasando por la intimidación militar y policial.  Si no vivimos la “dictadura terrorista abierta” en Europa (los libios, afganos, palestinos o iraquíes no pueden decir lo mismo ), único elemento que falta para que la definición anterior se ajuste como anillo al dedo a la situación actual, es porque vivimos en un fascismo modulado en el que el ejercicio de la fuerza represiva se ajusta en función de la mayor o menor resistencia popular a la implementación de sus políticas. Esa historia nos ha enseñado que esos criminales genocidas no se detendrán ante una muchedumbre de gente manifestándose pacíficamente en las calles. Esperar incluso que acaten disciplinados el resultado negativo de cualquier sufragio articulado por las mismas leyes que ellos elaboraron para dar apariencia democrática a sus serviles gobiernos es de una suicida candidez. Con esto quiero decir que es necesario sumar cada vez más fuerzas, pero no podemos ser ingenuos y cederle al enemigo, que no dudaría un segundo en volver a asesinar en masa a cualquier disidencia política para imponer sus deseos con el terror, el monopolio de la violencia. La única violencia legítima es la que pueda ejercer el pueblo en la defensa de sus derechos democráticos. El falso pacifismo promovido por los mismos medios que no dudan un segundo en legitimar guerras imperiales en las que matan a millones de civiles inocentes es un regalo envenenado que tiene como único fin garantizar el “derecho” de aquellos a los que representan a dominar por la fuerza sin encontrar resistencia violenta. Nuestras únicas armas son trabajar por conseguir la unidad popular apelando al internacionalismo solidario en contra del chovinismo nacionalista y patriotero promovido por los lacayos del capital financiero, eso que ahora llaman “mercados”, siendo conscientes de que ni debemos ni podemos renunciar a ninguna forma de lucha y de que la batalla que está librando el pueblo griego es sólo otro frente más de la misma guerra global, la guerra de clases que nunca ha desaparecido por mucho que los que están ganando la contienda nieguen su existencia.

.

Volver a la lista de artículos

Volver a la página principal

Manifestaciones en Murcia

Lola García

A nivel nacional no se sabe que en Murcia van ya 8 manifestaciones de los funcionarios públicos contra las medidas de ajuste del gobierno regional. Según dicen ellos es culpa de ZP. Las manifestaciones y las movilizacones van a continuar, aunque varios sindicatos se han descolgado ya (los afines al PP) y parece que el acuerdo se va a firmar el próximo lunes, a pesar de que estos sindicatos no representan a la mayoría de los funcionarios.  Estamos hablando del sector sanitario, el de educación y el administrativo

SE AVECINAN DÍAS DUROS PARA LOS FUNCIONARIOS MURCIANOS

Al gobierno regional le crecen los enanos, lo último es lo del caso “la Cerrichera”, un fiasco urbanístico con intento de recalificación de terrenos en zona protegida; como ahora los promotores empiecen con las denuncias y pidan indemnizaciones, ya tenemos otro montón de dinero que pagar entre todos los murcianos.

No pueden dar marcha atrás con la construcción del parque temático de la Paramount, el aeropuesrto está ahí, son las grandes estrellas que van a acabar con el paro de Murcia y parte de la Via Láctea. El tranvía, en lugar de arreglar el tráfico y dar un servicio real al ciudadano, era imprescindible que llegara primero de todo a los centros comerciales, a pesar de que ésto va a contribuir a que el pequeño comecio del centro se pierda. Incluso pretendían que pasara antes por la Universidad Católica (privada, por supuesto) que por la públca, describiendo así  el trazado una parábola digna de Dalí. Se siguen creando empresas públicas para hacer el trabajo que antes hacían los funcionarios y esto cuesta un pastón.

Las declaraciones que se están haciendo en medios de comunicación de ámbito regional que señalan el preacuerdo con los funcionarios como el culpable del retraso de obras públicas, tienen un fin muy claro, que es seguir atizando la idea del enemigo común contra el que luchar y así la sociedad no mira lo que están haciendo con la política económica de esta región.

Ya demostraron que están dispuestos a jugar todo lo sucio que haga falta con el asunto de la agresión a Curz, de la que culparon a los sindicatos, a la izquierda” poliédrica” y a la tensión creada por las movilizaciones y de la que por cierto ya no se habla. Y no piensan parar, porque las elecciones están ya, pero ya. La gente ve los periódicos, oye la radio y ve la tele, y todos sabemos en general cómo son los medios de comunicación de “esta nuestra comunidad”. El público saca las conclusiones esperadas por el PP”, ” CULPABLES: los funcionarios, por egoístas y poco solidarios”.

Nadie va a analizar que todo el desastre económico en que nos vemos inmersos ha sido por el despilfarro del PP en el gobierno regional, sólo ven el espejismo de unas apuestas que nos están saliendo carísimas y que han dejado las arcas públicas en el estado en que se encuentran. Así que la consigna es clara: !LEÑA AL MONO!

.

Volver a la lista de artículos

Volver a la página principal

La bandera de los caídos

Enviado por: Arístides Beltrán

.

Volver a la lista de artículos

Volver a la página principal

.


Asediados por el Capitalismo

Abrumado. Esa seria la palabra para definir la sensación que muchos tenemos las 24 horas del dia. Abrumado de tantisima propaganda capitalista, de todas las formas y colores imaginables. La televisión mutó a contenedor de basura comercial, de miles de anuncios, seguros privados, bancos, planes de pensiones, coches y mas coches, créditos, préstamos, viviendas, … y asi durante todo el dia.  Eso si, entre medias los informativos desinformativos que conminan a consumir, gastar, comprar, y nos manipulan con las excelencias del capitalismo. Si apagas la tele, quizás tengas a mano un periódico o la propia radio. Pues lo mismo que la tv. Al final coges un libro, te sientas en el sofá pero suena el dichoso teléfono móvil. Varios mensajes de texto para que cambies de vehiculo, de compañia teléfonica, para que contrates un sinfin de seguros… y acabas apagando el móvil. Cuando por fin estas a salvo del bombardeo publicitario llaman a la puerta. Una legión de agentes comerciales, vendiendo a puerta fria todo lo imaginable:  seguros, libros, contratos de internet, de telefonia, perfumes, peluches y sartenes. Definitivamente sales a la calle para tranquilizarte (antes vacias el buzón de publicidad) y te topas con personas trajeadas, con maletin, carpeta y boligrafo, para abordarte y venderte el género.  Te das la vuelta ante tanto acoso y te refugias en el coche, no sin antes quitar la propaganda de los limpiaparabrisas, ventanas y retrovisores. Si te escapas al centro comercial, a las afueras de la ciudad, te encuentras cada vez más stands por los pasillos y azafatas y azafatos cada vez más descarados que te ofrecen el producto a viva voz, para que todo el mundo se entere de tu negativa a atenderle.

Harto ya de tanto acoso publicitario te largas a casa, no sin antes pasarte por el pequeño supermercado del barrio para comprar una simple botella de agua. Pero, oh, sorpresa, cuando estás a punto de pagar los 35 céntimos que cuesta el agua, la cajera de sonrisa forzada y a viva voz te ofrece un sinfín de artículos, todos ellos a mano, para que los compres, utilizando estrategias clásicas del estilo: que barato es, que bueno está o cómpralo para tus hijos.

Cuando niegas tantas veces como ofrecimientos recibes, sales pitando del lugar para refugiarte en tu casa, con ese mal sabor de boca que deja todo un dia diciendo que no que no y que no. Abrumado de tanto bombardeo consumista pero con la conciencia tranquila de sentirse persona y no consumidor. Pero con una ligera preocupación:

¿Será capaz el capitalismo de obligar a consumir en un futuro cercano?

¿Tendremos, por ley, que pararnos, ver y oir la propaganda a viva voz del vendedor?

¿Se prohibirá un no por respuesta?

¿Iremos a la cárcel por ser personas no consumidoras?

… bueno bueno, mejor irse a la cama que es tarde, y hay que estar preparado para bregar al dia siguiente con este capitalismo desbocado.

Autor: José Manuel Ordoñez

.

Volver a la lista de artículos

Volver a la página principal

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s